logo

Buscar

El Agua Fuente de Vida

on 10 Octubre 2012
Creado: 10 Octubre 2012
 

El Agua : Fuente de Vida.

Este es el recurso más importante; eje de los programas estratégicos que la CVC desarrolla en el Valle del Cauca.

El 75% de la superficie de nuestra tierra es agua y se encuentra en mayor cantidad en los océanos y mares (97%); el resto es agua subterránea y casquetes polares (2.7%), ríos y vapor de agua (0.3%).

El agua como recurso natural es controlado y administrado en el Valle del Cauca por la CVC, según lo indicado por el Estatuto para el Control de la Contaminación (Código de Recursos naturales), y Ley 99 de 1993 y sus decretos reglamentarios.

Las diferentes transformaciones del agua en la tierra constituyen el llamado ciclo hidrológico. El agua de los ríos y océanos se convierte constantemente en vapor con el calor del sol; así se forman las nubes, luego se condensa y regresa a la superficie de la tierra en forma de lluvia; también puede caer en forma de nieve, escarcha o granizo.

Parte del agua que queda en la superficie es absorbida por las raíces de las plantas y vuelve a la atmósfera mediante la evapotranspiración. El resto del agua escurre formando los ríos y quebradas. Parte de ellas se infiltrará en el suelo formando los acuíferos y el resto llega nuevamente a mares y océanos para completar así, el ciclo hidrológico.

El agua es indispensable para el normal desempeño de las actividades desarrolladas por el hombre; ella forma parte integral de sus labores diarias, desde el uso personal, que incluye la preparación de alimentos, el aseo del cuerpo y el lavado de ropas, contribuyendo también en las labores productivas como el riego de cultivos y la elaboración de productos como el papel y las telas. También se destacan sus beneficios recreativos constituidos por la pesca, la natación, la navegación, etc.

El agua también puede ser utilizada como generadora de energía eléctrica, como es el caso de las centrales hidroeléctricas del Alto y Bajo Anchicayá, Calima en el Valle del Cauca y La Salvajina en el departamento del Cauca.

Teniendo en cuenta que el agua nos brinda múltiples beneficios, y siendo conscientes de la importancia de este recurso natural, debemos evitar su contaminación al descargar los efluentes después de su uso en actividades domésticas, agrícolas e industriales. Debemos tratar los efluentes para no afectar la calidad de las aguas de ríos, lagos y mares.

Cuando contaminamos el agua, los ríos pierden su capacidad de asimilar cargas contaminantes y como consecuencia del mal uso y manejo que damos al recurso hídrico, son muchos los perjuicios que nos traen las aguas contaminadas. Los ríos, al convertirse en cloacas, no pueden brindarnos los beneficios esperados; el agua deja de ser potable y no la podemos consumir; desaparecen las especies ícticas (peces), los suelos se vuelven salinos al recibir en los riegos aguas no tratadas y los alimentos se contaminan por vectores y roedores que al ser consumidos afectan nuestra salud, trayendo a veces consecuencias nefastas.

Por estas razones, todos debemos colaborar y evitar la contaminación de nuestras aguas. No arrojemos basuras y desperdicios a los ríos; dispongamos adecuadamente las excretas; los desechos de establos y granjas porcícolas pueden ser utilizados para generar biogas y utilizar el efluente tratado como bioabono.

Debemos construir en nuestras comunidades alcantarillados que sean conducidos a plantas de tratamiento; allí podemos remover las materias orgánicas, vertiendo aguas de mejor calidad a nuestros ríos; de esta forma las poblaciones ubicadas aguas abajo, podrán.