logo

Buscar

Fauna

on 29 Octubre 2012
Creado: 29 Octubre 2012

El trabajo se ha concentrado en Aves, Mamíferos, Anfibios, Reptiles y Peces, sin desconocer la gran importancia de otros grupos como los artrópodos, que incluyen arácnidos, crustáceos e insectos. Sin embargo el conocimiento de estos grupos en nuestra región es aún incipiente y se reduce a unos cuantos inventarios.

Documentos Anexos...


Aves

Colombia posee la avifauna más rica del mundo. El Valle del Cauca, uno de los departamentos con mayor número de especies por área, alberga alrededor de 725 especies de aves, exceptuando las especies marinas. Anualmente nos visitan cerca de 100 especies migratorias latitudinales. Estas especies pasan parte del año en el trópico pero se reproducen en otras latitudes. En el Valle del Cauca, por ejemplo es común la Zarceta Azul o Barraquete (Anas discors), uno de los patos migratorios más abundantes. Esta especie se reproduce en América del Norte, pero durante el invierno del hemisferio norte (Septiembre a Mayo aproximadamente) viaja hasta el norte de Sur América. Además, entre mayo y septiembre nos llegan algunas especies provenientes del hemisferio sur, a pasar el invierno austral en tierras más cálidas.

Por otra parte existen algunas aves residentes permanentes que realizan movimientos altitudinales, es decir que suben o bajan por las montañas, aparentemente en busca de alimento. Algunas lo hacen sólo en determinadas épocas del año, como el colibrí Pico de Hoz (Eutoxeres aquila), mientras que otras recorren grandes distancias diariamente. Tal es el caso de muchas loras, como la Real Cabeciazul (Pionus menstruus) y algunas rapaces. Para todas estas especies es muy importante que exista hábitat natural en buen estado a diferentes alturas y en lo posible conectado o continuo.

Algunas especies de aves se encuentran sólo en áreas muy pequeñas y se conocen como endémicas. Las cordilleras Occidental y Central, el valle geográfico del río Cauca y la planicie del Pacífico, son áreas reconocidas mundialmente por poseer un alto número de especies endémicas. Estas especies son particularmente vulnerables a la destrucción del hábitat. En el Valle del Cauca se han registrado alrededor de 56 especies de aves que tienen áreas de distribución inferiores a 50,000 Km². Por ejemplo el Compás (Semnornis ramphastinus) se distribuye localmente en los bosques de niebla del suroccidente Colombiano y norte del Ecuador. Si su tipo de bosque preferido desaparece, es muy posible que esta especie se extinga.


Anfibios

Colombia y Ecuador poseen la fauna anfibia más rica del continente. En el Valle del Cauca se han registrado alrededor de 130 especies de anfibios, número que tiende a aumentar, a medida que se completan los inventarios. Además existe un alto nivel de endemismo en la región de los andes y la costa del Pacífico. Sin embargo, se conoce aún muy poco de la historia natural y ecología particular de las especies de este grupo.

En el Valle del Cauca se encuentran representados los tres órdenes de anfibios existentes:

Las Cecilias o Ciegas (orden Gymnophiona):
El conocimiento acerca de este grupo es muy precario. Aún no se han concluido los inventarios sobre las cecilias del Valle del Cauca y se conoce muy poco acerca de su biología.

Las salamandras (orden Caudata): En general se conoce muy poco a cerca de su historia natural. Para el Valle del Cauca se han registrado 6 especies de dos géneros, Bolitoglossa y Oedipina.

Las ranas y sapos (orden Anura):
El Valle del Cauca cuenta con una gran variedad de especies. Hasta el momento se han registrado alrededor de 110 especies de ranas y sapos, número que continua aumentando a medida que se perfeccionan los inventarios.

En general los anfibios son muy susceptibles a la deforestación y desecación del hábitat, ya que dada su condición anfibia necesitan hábitats boscosos bien conservados y con abundantes cursos de agua.


Reptilia

La diversidad de los reptiles a nivel mundial no es tan alta si se compara con la de otros vertebrados. En el Valle del Cauca se han registrado hasta el momento alrededor de 192 especies, representantes de tres órdenes de reptiles que se distinguen fácilmente

Las Tortugas (Orden Testudinata)
En el Valle del Cauca podemos encontrar 8 especies, entre las cuales encontramos algunas que habitan en agua dulce como la tortuga bache (Chelydra serpentina acutirostris), agua salada como la tortuga marina (Caretta caretta) y terrestres como la montañera (Rhinoclemmys annulata).

En los últimos años las poblaciones de tortugas han sufrido una fuerte reducción ocasionada por la sobrexplotación de algunas especies. El tráfico de mascotas y la recolección de huevos y crías, son algunas de las causas de desaparición de estos animales, sumadas a la destrucción y contaminación de su hábitat.

Los cocodrilos (Orden Crocodylia).
En el Valle del Cauca se encuentran 2 especies distribuidas en las tierras bajas de la costa Pacífica (Crocodylus acutus y Caiman crocodilus). En general los Cocodrilos han sido aniquilados por la cacería.

Al orden Squamata pertenecen las culebras quizás unos de los animales más temidos por el hombre a través de la historia, debido a la aprensión que inspira su mordedura. Lo cierto es que en el Valle del Cauca, sólo alrededor de 20 % de las especies de culebras son venenosas y no atacan si no se les molesta.

En el Valle del Cauca se han registrado hasta el momento alrededor de 90 especies de culebras, de las cuales hay 4 especies de distribución restringida al sur Occidente colombiano (endémicas). Así mismo encontramos Culebras de hábitos arbóreos como la Bejuquera (Oxybelis aeneus) y la Colgadora (Bothrops schlegelli). Otras se mueven por el suelo como, la Coral (Micrurus mipartitus) y otras son subterráneas como las del género Geophis.

Por último tenemos a las Lagartijas, Lagartos e Iguanas, pertenecientes al mismo orden de las culebras. En el Valle del Cauca se conocen unas 75 especies, entre las cuales encontramos variedad de hábitos.


Mamíferos

Los mamíferos conforman el 10% de las especies de animales sobre el planeta. En Colombia hasta el momento se han registrado 359 especies y en el Valle del Cauca, alrededor de 210 mamíferos, terrestres y voladores. Para 1981 se registraron 55 especies de murciélagos, con base en especímenes de museo y en 1983, 85 mamíferos no voladores que incluyen especímenes de museo y algunos aún no registrados pero de presencia probable en el departamento.

En general los mamíferos son de distribución muy amplia, por ejemplo el puma (Puma concolor) se encuentra desde Canadá hasta La Patagonia. Sin embargo hay algunas especies de distribución muy restringida. En el Valle del Cauca encontramos algunos ejemplos como el ratón Akodon affinis que está registrado solo para el occidente colombiano, o el Mono Araña Negro (Ateles fusciseps) distribuido sólo en Panamá, Colombia y Ecuador.

Como sucede con los demás seres vivos, los mamíferos participan en las interacciones dentro del ecosistema al que pertenecen.

La mayoría de los mamíferos son muy vulnerables a la perturbación del hábitat. Es difícil encontrar mamíferos grandes en pequeñas áreas de selva. Por ejemplo en fragmentos de bosque como el de San Antonio, en el cerro de la Horqueta (cerca de 300 Ha) ya no se encuentran mamíferos de tallas grandes, como pumas.

Por otra parte, los mamíferos han sido objeto de cacería intensiva y aunque fueron abundantes en otros tiempos hoy en día es difícil verlos.

A pesar de la amplia distribución de los mamíferos y de la familiaridad que existe con el hombre, no han sido tan estudiados como se pudiera pensar, ya que la mayoría son de hábitos nocturnos y muy esquivos, lo que dificulta su observación. Esto se evidencia en el caso de algunas especies cuya presencia en nuestra región es aún incierta. Por ejemplo aunque la distribución general del hurón (Galictis vittata), hace suponer que está en el Departamento, no existen registros confiables que permitan incluirlo con certidumbre en la fauna regional.


Peces

Aunque es dificil establecer el número total de especies, ya que falta la realización de inventarios en muchas zonas del país, Böhlke et al (1978), sugieren que de las 20.000 especies de peces dulceacuicolas conocidas, 8.725 habitan en Suramerica. Cala (1987) presume que en colombia pueden existir unas 2.000 especies”. En Mojica et al (2002).

La presencia de innumerables ríos y afluentes en Suramérica proporcionan nichos ecológicos adecuados para poseer una muy diversa ictiofauna, cuyo número fácilmente puede fluctuar entre 3.000 y 4.000 especies, considerando que muchas especies no han sido descritas y muchísimos cuerpos de agua no han sido aún muestreados. Se consideran 23 ordenes, 73 familias, 496 Géneros y 1.740 especies de peces. Rubio (2008).

En el año 2006 con base en las acciones priorizadas por la “mesa conocer” (Ochoa, 2005), la CVC convocó a especialistas que trabajan en peces, con el fin de actualizar la información sobre especies amenazadas del departamento, para lo cual se retomó y ajustó la metodología utilizada por la CVC (Metodología de Patrimonio Natural).


Generalidades

En Colombia existen más de 2.000 especies de peces de agua dulce. Pero muy pocos pueden ser cultivados, debido a la falta de conocimientos sobre la naturaleza de los mismos. La primera condición para que un pez pueda ser cultivado es conocer sus propiedades básicas: adaptación al confinamiento, alimentación, crecimiento y reproducción. En el mundo existen cerca de 20 especies de peces que son cultivados intensamente, otras 60 especies son cultivadas extensivamente o solamente a nivel experimental. (Galvis et al, 2006).

Chat